AVISO DE SALUD PÚBLICA: Evaluación de la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades sobre la exposición a PFAS cerca de la antigua base de la Fuerza Aérea de Reese en Lubbock, Texas

11 de noviembre de 2020

Se detectó la presencia de sustancias perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas (PFAS) en algunos pozos de aguas residenciales y públicas cercanos a la antigua base de la Fuerza Aérea de Reese en el condado de Lubbock. En febrero de 2020, la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades (ATSDR) condujo un estudio para determinar si estas sustancias químicas que se encuentran en el agua están también en los organismos de las personas que residen en el área. La ATSDR entregó los resultados a los residentes el 4 de noviembre de 2020, y el 18 de noviembre de 2020 publicará una hoja informativa con los resultados totales.

Antecedentes:

Los PFAS son un grupo de productos químicos ampliamente utilizados para hacer recubrimientos de fluoropolímeros y productos resistentes al calor, aceite, manchas, grasa y agua. Estos productos no se descomponen fácilmente y pueden bioacumularse en el medio ambiente y en las personas.

La exposición a PFAS puede estar asociada con un mayor riesgo de efectos adversos en la salud humana, entre ellos:

  • Niveles más altos de colesterol
  • Sistemas hormonales e inmunitarios deteriorados
  • Respuesta disminuida a las vacunas en los niños
  • Cambios en las enzimas del hígado (ácido úrico elevado)
  • Mayor riesgo de hipertensión o preeclampsia en las mujeres embarazadas
  • Menor peso de los bebés al nacer y nacimientos prematuros
  • Mayor riesgo de padecer cáncer de riñón o de testículos

Sin embargo, estos tipos de problemas de salud pueden ser causados por muchos factores diferentes, incluyendo el estilo de vida y factores ambientales, sociales y genéticos, por lo que es difícil saber si la exposición a los PFAS ha causado problemas de salud o los ha empeorado. Además, los síntomas asociados con la exposición a los PFAS con frecuencia no son exclusivos y conllevan dificultades para su diagnóstico. Se necesitan más investigaciones para comprender mejor los riesgos para la salud asociados con la exposición a los PFAS.

Evaluación de la exposición:

Los científicos recogieron y analizaron muestras de sangre y orina de miembros de la comunidad que pudieron haber estado expuestos a PFAS en el agua potable. El muestreo forma parte de una investigación nacional sobre la exposición a PFAS en comunidades que tienen PFAS en su agua potable.

La Fuerza Aérea utilizó anteriormente un tipo de espuma contra incendios que contenía PFAS, los cuales se filtraron en las aguas subterráneas de la Base Aérea de Reese y los alrededores. Un estudio anterior, realizado de 2017 a 2019, identificó pozos residenciales que habían sido contaminados con PFAS. Aunque la Fuerza Aérea ya no utiliza ese tipo de espuma, la contaminación puede persistir hasta 15 años en las aguas subterráneas, y los pozos contaminados con niveles de PFAS superiores a los niveles recomendados por el estado o el gobierno federal para el agua potable fueron equipados con sistemas de filtración para reducir la exposición. También se proporcionó agua embotellada a los residentes.

Información para los médicos

Todavía se sigue tratando de comprender científicamente los efectos de la exposición a los PFAS. El cuidado de un paciente expuesto a los PFAS debe basarse en los factores de riesgo generales del paciente, la exposición, los antecedentes familiares, los signos y síntomas de la enfermedad y un examen físico. Se recomienda brindar los cuidados médicos regulares para tratar cualquier afección presente. No hay en la actualidad un nivel establecido de PFAS en la sangre o en la orina que se sepa produce un efecto en la salud, ni un nivel que se correlacione o prediga efectos particulares sobre la salud.

Pacientes asintomáticos

En el caso de las personas asintomáticas expuestas a los PFAS, no hay indicaciones de que haya que desviarse de las normas establecidas de atención médica. El médico debe utilizar su juicio clínico para atender a cada paciente como de costumbre.

Pacientes sintomáticos

En el caso de los pacientes con signos o síntomas de enfermedad, los médicos deben tratarlos siguiendo los estándares de cuidado que utilizarían para un paciente que no haya tenido una exposición conocida a los PFAS.

Si se trata de pacientes con niveles elevados de PFAS en suero u orina, o preocupados por su posible exposición a PFAS, los médicos deben ayudar al paciente a identificar y reducir las fuentes de exposición y promover al mismo tiempo las medidas estándar de cuidado preventivo, según la edad del paciente, con miras a su salud y bienestar general (por ejemplo, Bright Futures 19 https://brightfutures.aap.org/Pages/default.aspx y Clinical Preventive Services Guidelines20 https://brightfutures.aap.org/Pages/default.aspx).

Recomendaciones al público

No hay intervenciones médicas que eliminen los PFAS del cuerpo humano, pero identificar las fuentes de PFAS y prevenir las exposiciones conocidas puede ayudar a reducir los riesgos. Para reducir la exposición a los PFAS, los residentes que tienen pozos de agua contaminados con PFAS deben:

  • Antes de usarla, filtrar el agua con un sistema de filtración que funcione o utilizar una fuente de agua alternativa para beber, preparar alimentos, cocinar, cepillarse los dientes y cualquier otra actividad que pudiera llevar a ingerir agua.
  • Los sistemas de filtración deben recibir mantenimiento y ser sometidos a pruebas rutinarias.

Si tiene peguntas

Para preguntas médicas, comuníquese con estas entidades: Unidad de Salud Ambiental  Pediátrica (PEHSU), al 888-901-5665, o Red de Centros de Control del Envenenamiento en Texas, al 800-222-1222.

Si tiene alguna pregunta sobre la evaluación de la exposición, llame a la Región 6 de la ATSDR al 214-577-3506 o escriba a pay9@cdc.gov.

Si tiene preguntas sobre los sistemas de filtración de agua, comuníquese con la Fuerza Aérea del Reese Center: 210-834-2353, paul.carroll.1@us.af.mil; o (866) 725-7617, afimsc.pa.workflow@us.af.mil.

Más información (en inglés)

Información sobre la evaluación de la exposición de la ATSDR: https://www.atsdr.cdc.gov/pfas/activities/assessments.html

Información sobre los PFAS en el agua subterránea de la Fuerza Aérea de Reese en Lubbock: https://www.atsdr.cdc.gov/pfas/activities/assessments/sites/lubbock-county-tx.html

Información sobre los efectos de los PFAS en la salud: https://www.atsdr.cdc.gov/pfas/health-effects/index.html

Información sobre los PFAS para médicos: https://www.atsdr.cdc.gov/pfas/resources/clinical-guidance.html


Última actualización 13 de noviembre de 2020